Préstamos a la palabra

Los préstamos a la palabra son la medida lanzada por el Gobierno Mexicano para poder ayudar a aquellos trabajadores y empresarios cuya situación económica se haya visto afectada por la pandemia de la COVID-19. Conoce las claves de estos préstamos, entérate del proceso y de si puedes solicitarlo y prepara la documentación necesaria con la información que te vamos a proporcionar hoy.

Préstamo personal
Tipo de producto

Préstamos Personales

Importe mínimo

10.000 pesos

Formulario

Gratuito y sin compromiso

Condiciones préstamo
Condiciones préstamo
  • Ser mayor de edad
  • Residente en México
  • Tener ingresos fijos

¿Qué son los préstamos a la palabra?

Debido a la pandemia mundial provocada por el Covid 19, el gobierno federal de México ofrece un crédito solidario conocido como préstamo a la palabra, tanto a pequeñas como a medianas empresas con el fin de mitigar la crisis económica en el país a causa del coronavirus. La intención es conseguir mantener los máximos empleos dentro de las pequeñas empresas y en la medida de lo posible, apoyar a todas las personas trabajadoras.


Ventajas Encuentra los mejores préstamos a la palabra en nuestra herramienta financiera

 


Dichos préstamos a la palabra ofrecen un crédito de 25 000 pesos durante esta pandemia, que podrá pagarse en tres años, en los que van incluidos tres meses de gracia. No es necesario ninguna garantía ni ningún aval para poder acceder a ellos y se comienza a pagar a partir del cuarto mes con un importe de 850 pesos mensuales aproximadamente. En cualquier caso se enviará un correo con el cronograma del pago una vez se hayan verificado todos los datos.

 

 

¿Quién puede solicitar préstamos a la palabra?

Además de los empresarios y los trabajadores independientes, a partir del día 13 de mayo, también han podido empezar a solicitar los préstamos a la palabra de 25 000 pesos otros sectores diferentes como son las trabajadoras del hogar y las empresas solidarias, la mayor parte de ellas, Pymes.

A todos estos trabajadores, el gobierno federal ha sumado los sectores de los taxistas, camaristas y meseros ya que también ellos requieren apoyo económico ante la emergencia que ha provocado el Covid 19. De hecho los meseros ya no tienen propinas ya que los restaurantes están cerrados, los camaristas no trabajan ya que los hoteles tampoco están abiertos y los taxistas no cobran porque apenas hay gente en la calle.

 

¿Cómo se solicitan los préstamos a la palabra?

Las autoridades correspondientes, para poder determinar quiénes son los beneficiarios de los préstamos a la palabra, recurren al padrón de los programas sociales que se levantó a través de un censo realizado por la Secretaría de Bienestar unos meses atrás, el cual en la actualidad, integra alrededor de 5 millones de personas.

Cuando este paso se haya realizado, las personas que han sido elegidas recibirán una llamada telefónica mediante la cual se les asignará una sucursal financiera en la que van a recibir estos préstamos a la palabra. En ese mismo lugar van a firmar un documento con el nombre completo, la actividad empresarial que realizan y la firma que acredita la recepción de dichos recursos y el compromiso de devolverlos en el tiempo acordado.

 

¿Qué se puede hacer con los préstamos a la palabra?

Con los préstamos a la palabra los beneficiarios han podido hacer frente al pago de los alquileres o hipoteca de sus locales ya que de otra manera sería imposible hacerlo al no estar abiertos los negocios durante el confinamiento. Una vez abiertos, los mismos necesitan un tiempo para recuperar su actividad normal y con los préstamos a la palabra será más sencillo volver a la normalidad. Mantener a los empleados en los negocios es otro de los objetivos de este tipo de créditos cuya finalidad es mantener el mayor número de puestos de trabajo activos.

 

Requisitos para pedir préstamos a la palabra

Para poder acceder a estos préstamos a la palabra es requisito indispensable:

✅ Ser mayor de edad

✅ Estar registrado en el censo del bienestar 

✅ Tener en pie un negocio con una antigüedad mínima de seis meses. 

Dicha empresa debe estar dedicada a la prestación de servicios de cualquier tipo, excepto el sector agropecuario, así como a la producción y comercialización de bienes. Igualmente debemos cumplir con los siguientes requisitos:

✅ Estar inscrito en el IMSS

✅ Haber cumplido con los pagos en el SAT 

✅ No haber despedido a nadie del personal mientras dure la pandemia del coronavirus.

 

Documentación para pedir préstamos a la palabra

Los préstamos a la palabra que cuentan con una tasa al año de 6,5%, no necesitan ninguna documentación especial para solicitarlos, más allá del documento de identificación, un número de cuenta bancaria, un justificante del domicilio habitual y un número de teléfono de contacto.

Eso sí, será necesario firmar un documento muy sencillo a través del cual el beneficiario se compromete a su devolución en el tiempo pactado, sin necesidad de otorgar ningún tipo de fianza, garantía o equivalente, es decir, son a la palabra como su nombre bien indica.


Ventajas Encuentra los mejores préstamos a la palabra en nuestra herramienta financiera

 


 


Preguntas Frecuentes sobre los préstamos a la palabra

 

Ya he solicitado préstamos a la palabra ¿Cuándo sabré si aceptaron mi solicitud?

Una vez presentada la solicitud de los préstamos a la palabra, para saber si ha sido autorizado y emitido el suyo, bastará con ingresar en la página oficia del IMSS (Instituto Mexicano del Seguro Social). Una vez allí habrá que entrar en el apartado "Apoyo a la palabra" y desde allí rellenar el nombre, la clave única de registro de Población o CURP, el correo electrónico, el teléfono, un comprobante que justifique el domicilio actual y el número de cuenta del banco.

¿Se pueden pedir préstamos a la palabra con Buró?

El buró de crédito es una empresa independiente de cualquier institución financiera y gubernamental, cuyo objetivo es proporcionar a las empresas afiliadas toda la información concerniente al comportamiento que cualquier persona física ha tenido y tienen con respecto a los créditos. Dicha información es solicitada tanto por establecimientos comerciales, como por bancos, compañías telefónicas o tiendas departamentales entre otros, para evaluar a aquellos que les han solicitado cualquier crediticio.

Pero concretamente en el caso de los préstamos a la palabra no es necesario contar con ningún historial crediticio para poder beneficiarse de ellos, por lo que no se va a necesitar ningún informe del buró.

 

¿Tengo que justificar el fin de los préstamos a la palabra?

No es necesario presentar ningún tipo de justificante en este tipo de préstamos a la palabra ya que básicamente se trata de un crédito moral. Las personas que lo reciben deberán invertir el dinero recibido en su negocio y devolverlo en el plazo indicado, de esta manera se consigue que gente que en un futuro cercano también pueda necesitar este tipo de ayudas, pueda recibirlas sin problema.


 

Analizamos tu perfil financiero y te recomendamos los productos que mejor se ajustan a tu situación y con las mejores condiciones del mercado.

  • Financiación desde $1.000 y $10.000.000
  • Compara préstamos, créditos, tarjetas, hipotecas y más.
  • Servicio personalizado
  • Comparamos más de 50 entidades mexicanas.
solicitar