Esta web utiliza ‘cookies’ propias y de terceros, para mejorar tu experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro portal. Al continuar navegando aceptas su uso. Más información

Cancelar deudas y hacer frente a la crisis del coronavirus

Cancelar deudas y hacer frente a la crisis del coronavirus

En situaciones excepcionales como la que estamos viviendo como la crisis sanitaria actual, es importante no perder de vista nuestra salud financiera. Aunque nuestros gastos puedan disminuir y tengamos una mejor liquidez, también puede ocurrir que esos ingresos disminuyan y que nos veamos en una situación comprometida y que sea más complicado afrontar o cancelar nuestras deudas.

Si tienes alguna cuota de préstamos, créditos, tarjetas de crédito o hipotecas, debes saber que en tiempos como los de ahora, lo más adecuado es cancelar tus deudas pendientes lo antes posible, por ejemplo con un préstamo par reunificar tus deudas. Y si no puedes cancelarlas, ajustar los pagos lo suficiente para poder hacer frente a la nueva normalidad que se avecina.

En nuestro post de hoy queremos darte algunas recomendaciones para que prepares tus finanzas para lo que se avecina, ¿empezamos?

 

OPCIONES PARA CANCELAR DEUDAS


Resuelve Tu Deuda

► Asesoría financiera personalizada

► Descuentos de hasta el 50%

► Negociación con acreedores


Sofkredit

► Con aval de propiedad

► Hasta 500.000€

► A devolver hasta en 84 meses


 

Prepara tu economía para una posible crisis económica 

En las últimas semanas hemos insistido mucho en este tema: el de preparar tu finanzas personales o del hogar para una posible crisis económica por el covid-19. Todo apunta a que va a llegar una crisis, si es que no estamos ya en el principio de la misma; y como en cualquier otra situación de crisis no es bueno tener deudas pendientes de pago.

De hecho, la situación ideal para esta potencial crisis es tener ahorros suficientes para sobrevivir sin ingresos al menos 6 meses. La barrera de los 6 meses es simplemente un punto de partida, pero si podemos tener ahorros para mucho más tiempo será todavía mejor.

Obviamente, si tienes menos gastos y costes mensuales, esta cantidad para sobrevivir sin ingresos será menor. Por ponerte un ejemplo, si tienes que pagar más de 800€ de préstamos e hipoteca y además pagar la luz, agua y comida, vas a necesitar mucho dinero al mes; sin embargo solamente tienes tu cuota mensual de hipoteca es de 300€ y no tienes ningún préstamo pendiente podrás vivir el doble de tiempo sin tener ingresos. 

Por eso, la situación económica ideal será con las menos deudas posibles. Especialmente las provenientes de créditos, préstamos o tarjetas de crédito, que son más fáciles de liquidar deben ser tu objetivo principal a la hora de cancelar deudas pendientes. El objetivo siempre será liquidar las deudas al máximo y quedarnos con las mínimas posibles. 

Respecto a la hipoteca podemos entender que no es tan fácil de liquidar de modo que ésta pasaría a un segundo plano que en caso de apuro económico puedes rehipotecar o renegociar los pagos para hacer frente a la deuda.

 

Las opciones para cancelar tus deudas durante la pandemia

Aunque parece fácil de decir, no siempre puede ser fácil de hacer. Cancelar las deudas pendientes en algunos casos es más complicado que en otros. Es posible que no tengas ingresos ahora mismo por un ERTE o por un despido con la situación de coronavirus, o que tengas ingresos pero estos sean mínimos, o que hayas tenido de sobreendeudarte para sacar la familia adelante en el pasado y ahora ya sea imposible del todo. 

Veamos qué opciones tienes dependiendo de tu situación financiera y de las opciones de resolución de deudas que hay en el mercado.

 

A. Renegociar la deuda con la entidad

El primer paso para tratar de controlar tus deudas es la de hablar directamente con la entidad financiera para renegociar. Por ejemplo si vas a liquidar un préstamo o crédito anticipadamente es importante que tengas claras  en qué condiciones lo puedes hacer. 

Algunas entidades cobran una comisión por cancelar anticipadamente la deuda, comprueba que te vale la pena pagarla o seguir pagándola como hasta ahora. Por ejemplo si te quedan solo 3 cuotas es probable que la cancelación anticipada sea un pequeño porcentaje de la deuda y acabes pagando casi lo mismo que si sigues pagando las cuotas. En estos casos te puede venir muy bien acabar con esa deuda ya mismo y olvidarte de ella. 

En otros casos es posible que la deuda sea muy grande y te convenga renegociar el préstamo. Esto suele pasar normalmente con las hipotecas o préstamo personales con cuotas elevadas. Si por ejemplo tienes una cuota mensual de 700€ que te cuesta pagar cada vez más y que cualquier imprevisto puede suponer un impago y riesgo de acabar en ASNEF, lo mejor es dilatar la deuda a cambio de una cuota más baja. En este caso pagarás más intereses pero el objetivo es no dejar de pagar la deuda y afrontarla aunque sea poco a poco.

 

B. Reunificación de deudas con o sin aval 

La reunificación de deudas es sin duda la opción que recomendamos cuando la liquidación de todas o casi todas las deudas es imposible. Lo ideal para estos casos es la reunificación de deudas, de la que ya os hemos hablado dilatadamente en nuestro blog. 

  • Reunificar deudas sin una propiedad: Este tipo de producto es para personas con deudas que no están en ASNEF y que tampoco tienen una vivienda que puedan poner como aval. Existen otras opciones de ava como los préstamos con avalista o préstamos con aval de coche, que pueden servir para reunificación de cantidades pequeñas de hasta 10.000€.

  • Reunificar deudas con aval de propiedad: Este tipo de préstamo para unificar deudas está  indicado para personas con un inmueble libre de cargas y que tienen 2 o más deudas pendientes superiores 8.000€. Este tipo de reunificación es viable para personas en ASNEF o RAI.

 

OPCIONES PARA REUNIFICAR Y CANCELAR DEUDAS


Sofkredit

► Con aval de propiedad

► Hasta 500.000€

► A devolver hasta en 84 meses


 

► Gabinete con +10 años de experiencia

► Ley de la Segunda Oportunidad

► Acompañamiento judicial y extrajudicial


 

C. Ley de la Segunda Oportunidad

A  pesar de estas opciones que suelen funcionar para el 98% de los casos en que se solicita un préstamo para reunificación de deudas, puede ser que por la situación excepcional de tu perfil financiero no consigas reunificar deudas ni renegociarlas con la entidad correspondiente. Para aquellas personas a las que la vía bancaria y financiera les ha fallado nos queda una última opción: La Ley de Segunda Oportunidad. 

¿Qué es la Ley de Segunda Oportunidad? Ya os lo hemos explicado en nuestro blog, pero a modo de resumen esta legislación intenta facilitar la reestructuración de las deudas para posibilitar saldarlas. En casos muy extremos esta ley permite llegar hasta la vía judicial condonar o exonerar la deuda de una entidad o persona si se cumplen con ciertos requisitos.

Para esta situación tan excepcional es requisito contar con un bufete de abogados especialista en este tema para gestionar las opciones. Por ejemplo desde Abogadosparatusdeudas.es, gabinete especializado en derecho bancario y con 10 años de experiencia, te ayudan a cancelar tus deudas y comenzar con tu vida desde cero mediante este método. Si ya has intentado las demás opciones, puedes contactar con un gabinete de este tipo para ver si puedes acogerte a la Ley de Segunda Oportunidad.

 

Todas estas opciones son válidas para liquidar tus deudas y preparar tu perfil para una crisis económica. Liquidar tus deudas mejorará tu situación financiera cotidiana pero también la preparará por si en un futuro necesitas solicitar nueva financiación, por ejemplo ahora mismo con los préstamos por el coronavirus.

 

Y tú, ¿cómo es tu nivel de endeudamiento?
Cuéntanos tu situación en los comentarios e intentaremos ayudarte.

 

 


 

¿Necesitas liquidar tus deudas?

En Kreditiweb analizamos tu caso personalmente y te recomendamos la opción de resolución de deudas más adecuada a tu situación.

  • Financiación con ASNEF
  • Respuesta en 2 minutos
  • GRATIS y sin compromiso

Publicado por Kreditiweb

comentarios1 comentario

Hace 6 días

Francisco

yo tengo empleo no creo que tenga problemas pagando mis cuotas, pero puede ser una buena idea intentar liquidarlas por si acaso. Solamente tengo hipoteca y un préstamo, pero las cuotas son elevandas, seguiré vuestro consejo.

Deja un comentario

Antes de firmar la solicitud, debes leer la información básica sobre protección de datos que aparece aquí.
Cargando

Tu comentario se ha añadido correctamente

Muchas gracias por enviar un comentario. Tu comentario será revisado y si cumple con los requisitos será publicado.

Error al añadir tu comentario