07 de marzo de 2019

1 Comentario

Tener deudas pendientes no es una sensación agradable, y la única manera de salir de deudas es conseguir ahorrar dinero para poder liquidar deudas y adoptar unos hábitos financieros y de consumo más responsables para no volver a caer en lo mismo y mantener un historial financiero limpio.

Caer en deudas es más común de lo que pensamos, y es que acabar en una espiral de endeudamiento no tiene por qué ser propio de personas irresponsables y derrochadoras, sino que cualquiera puede acabar metida en una si no se controlan muy bien el equilibrio entre gastos e ingresos y acumulando productos financieros como tarjetas de crédito, o préstamos que puedan generar deudas progresivamente y acaben con nuestra capacidad de pago.

 

Hay varios consejos que podemos seguir si queremos evitar esta situación, pero si ya estás endeudado, también puedes usarlos para salir poco a poco de la situación de endeudamiento.

 

 


 

¿Tienes varios préstamos o deudas pendientes?

Analizamos tu caso y te recomendamos los préstamos para reunificar deudas adaptados a tu situación financiera.


 

 

¿Cómo ahorrar cuando tienes deudas? 5 consejos para acabar con tu situación de endeudamiento

Existen varias pautas que puedes seguir para mejorar tu estatus financiero, conseguir salir del endeudamiento y además conseguir ahorrar, puede que ahora te parezca imposible, pero después de leer este post esperamos que te resulte más sencillo ¿Quieres saber cómo? Sigue leyendo y saldrás de dudas.

 

1. Analiza tus ingresos

Tus ingresos son la fuente interna de financiación que posees, y es necesario que controles muy bien el dinero que entra para que puedas valorar qué dinero puede salir de tus cuentas. Es necesario que exista un equilibrio entre ingresos y gastos para que las deudas no se apoderen de tu situación financiera.

Cuando ya estás endeudado, lo más importante es que intentes conseguir la máxima cantidad de ingresos posibles: hacer horas extra, vender alguna posesión que ya no necesites (ropa, discos, algún objeto de valor etc) o que busques un trabajo extra, cualquier cosa menos recurrir a financiación externa como tarjetas de crédito o micropréstamos que agraven tu situación económica.

Por otro lado, ese equilibrio del que hablamos, en situación de endeudamiento debe de decantarse hacia el lado de los ingresos. Lo que debes de hacer es reducir al máximo los gastos e incrementar los ingresos para que te sobre dinero para poder ahorrar y por supuesto, devolver tus deudas. Sabemos que decirlo es más fácil de hacerlo, pero querer es poder y reducir los gastos siempre es posible.

 

2. Lleva un registro de sus gastos

Uno de los puntos más importantes en tu camino hacia el ahorro es llevar un registro de los gastos. Es muy importante que te hagas un documento (por ejemplo, en el Excel) en el que detalles donde se va cada parte de tus ingresos: la compra de la semana, los gastos extra como comidas o fiestas, las facturas del hogar, el pago de las cuotas de las deudas...etc.  

Llevando un registro de los gastos puedes controlar y hacer un balance sobre el dinero que entra y el que sale y que puedas valorar si tus hábitos de consumo más excesivos de lo que deberían ser y estimar por dónde puedes recortar gastos.  

 

3. Reduzca los gastos

Reducir los gastos es el siguiente punto más importante sobre el que debes de prestar atención si quieres ahorrar y conseguir saldar tus deudas. Cuando los gastos superan los ingresos y tus deudas se acumulan, la situación que se produce es de sobreendeudamiento, debes dinero pero tu capacidad de pago está anulada, puesto que no posees ahorros ni reservas de dinero para hacer frente a tus gastos, por lo que tu deuda crece y crece acumulandose con tus gastos fijos y la situación se convierte en insostenible.

Llegados a esta situación, lo más importante es gastar lo mínimo para no acabar haciendo la “bola de nieve” más y más grande y dificultar al máximo tu capacidad de pago para el futuro.

Por lo que recuerda, tu situación es complicada pero hay que parar de golpe la salida de dinero que no sea estrictamente necesaria y reducirla a eso para que no vaya a más.


 

4. Establezca una cantidad de ahorro mensual para cumplirla

Cuando ya hemos reducido el gasto al límite de lo necesario, empieza por delimitar una cantidad pequeña de ahorro mensual. Primero será reducida, pero más adelante podrá ir subiendo según vaya aumentando tu economía base y tu situación económica mejore.

Lo importante es que vayas generando reservas para posibles situaciones de desempleo o de falta de ingresos y que no te vuelva a ocurrir lo mismo. Siempre es muy importante disponer de una cuenta de ahorros o un plan de pensiones, algo que te ayude a retener dinero y no tocarlo más para que vaya generando una rentabilidad que además de disponer de ese dinero ahí parado, pueda generarte algún beneficio.

 

5. Pague sus deudas de la más alta a la más baja

En último lugar, pero igual de importante que los otros puntos, liquidar las deudas pendientes es otra de las cuestiones de máxima importancia para que tu situación económica mejore. Hay gente que optar por pagar primero las deudas más accesibles, porque son más cómodas de pagar, pero siempre es más recomendable empezar pagando las deudas de mayor importe puesto que son las que generan más intereses y gastos asociados.

Por otro lado, hay gente que piensa que es buena opción esperar a que prescriban las deudas  y mientras tanto seguir con los mismos hábitos de consumo sin hacer ningún cambio. Eso es un error, acumular deudas siempre repercute en la estabilidad financiera y antes o después acaba dificultando la capacidad de financiación futura.

Si no se trabaja un historial financiero limpio, al final acabará repercutiendo seriamente en tu estabilidad económica y la de los tuyos.

Una opción recomendable para cuando tienes diferentes deudas es la reunificación de deudas que te permite unificar todas tus deudas pendientes en un solo pago y además puedes ahorrarte el pago de diferentes comisiones e intereses, para pagar solo el de una sola cuota.  

 


 

¿Tienes varios préstamos o deudas pendientes?

Analizamos tu caso y te recomendamos los préstamos para reunificar deudas adaptados a tu situación financiera.


 


 

¿Qué te han parecido estos consejos? Comentanos y danos tu opinión!