25 de septiembre de 2018

29 Comentarios

Poder obtener un capital sin tener que recurrir a un banco o una entidad financiera es posible. En este post te contamos todo lo que necesitas saber sobre los préstamos entre personas.

 

Cuando piensas en pedir financiación automáticamente acude a tu cabeza la idea de recurrir a un banco, pero los tiempos han cambiado y ya no es necesario acudir a una entidad financiera para poder obtener un capital. Te contamos qué son y en qué consisten los préstamos entre personas.

 

SOLICITA TU PRÉSTAMO PERSONAL DESDE KREDITIWEB: 


 

 

Younited Credit

 

► Hasta 40.000€

► A devolver hasta en 72 meses

► TAE 5,00%

 


 

 

¿Qué son?

Los préstamos entre personas, también conocidos como P2P o peer to peer, se basan en el crowdlending, es decir, son créditos que se ofrecen y se conceden a través de plataformas online que ponen en contacto a usuarios que necesitan financiación con inversores que quieren sacar rentabilidad de sus ahorros a través del interés que puedan obtener sobre el capital que presten.

Este tipo de préstamos sin bancos permiten por un lado, que los usuarios que necesitan un capital puedan obtenerlo y por otro, que los inversores puedan sacar rentabilidad de sus ahorros invirtiendo en nuestro proyecto o idea en función de nuestro perfil de riesgo.

 

¿Cómo funcionan?

Cuando se solicitan los préstamos entre personas la plataforma de crowdlending realizará un análisis crediticio según nuestra finalidad del crédito y de nuestro perfil, y en base a esto se nos asignará un nivel de riesgo.

Según nuestro nivel de riesgo tendremos más o menos intereses y serán los inversores quienes decidirán si quieren invertir su capital en nuestro proyecto o no. Los niveles de riesgo que establece la plataforma van desde el AA (muy seguro) y van bajando hasta llegar al peor nivel y el que más riesgo implica, el HR (High Risk).

 

¿Cuáles son los intereses de los préstamos entre personas?

Normalmente el tipo de interés aplicado en los P2P suele ser similar al de los créditos convencionales de los bancos, entre el 6% y el 12% TAE de media, aunque la plataforma crowdlending tiene una manera particular de establecer el tipo de interés; se asignará según el nivel de riesgo que nos haya asignado la misma plataforma, así cuando mayor nivel de riesgo, mayor interés tendremos que pagar, aunque siempre dentro de unos límites. Por ejemplo, el interés puede variar desde un 0,5% mensual (si tenemos un nivel de riesgo muy bajo) hasta un 30% (si tenemos una calificación de riesgo muy elevada).

Otros de los factores que también influyen en el interés a aplicar son la cantidad solicitada, el plazo de devolución, las garantías o avales, la finalidad del crédito...etc

Este sistema para establecer los intereses surge porque la plataforma debe dar unas garantías a los inversores particulares y deben controlar el posible riesgo de impago. Por tanto, a mayor riesgo de impago, mayor rentabilidad obtendrá el inversor, y a la inversa, a mayor seguridad, menor rentabilidad.

Algunas plataformas también ofrecen una subasta inversa en los créditos para que los solicitantes puedan conseguir el mejor interés posible. En esta subasta los prestamistas aportan una parte del capital y determinan a qué interés están dispuestos a concederlo. Así, los solicitantes realizan pujas para poder obtener un crédito con el capital que necesiten y con un interés más barato.

 

¿Tienen algún coste?

A parte del interés que se tenga que abonar por la cantidad prestada, existen otra serie de costes derivados de los préstamos entre personas.  

Una vez aprobado nuestro proyecto deberemos abonar a la plataforma los gastos de estudio y de gestión de nuestra solicitud. Se trata de un tipo de comisión de apertura que normalmente oscila entre el 0,5 % y el 5 % y que puede ser mayor o menor dependiendo también del nivel de riesgo asignado.

 

¿Son fiables?

La respuesta es sí. Este tipo de plataformas están reguladas por el Banco de España y por la Comisión Nacional del Mercado de Valores. Aunque en el caso del segundo organismo, aún tiene pendientes algunas homologaciones, por lo que aunque la mayoría de las plataformas están ya validadas y con todo en regla, algunas todavía están en lista de espera por los trámites que requiere.

 

¿Quién puede invertir en estas plataformas?

Cualquier particular o empresa que desees rentabilizar sus ahorros puede invertir en una plataforma crowdlending. Ser inversor de préstamos sin bancos es sencillo, lo primero que debes hacer es crearnos una cuenta en la plataforma, traspasar la cantidad de dinero que queremos invertir y escoger aquellos proyectos que nos puedan interesar.

La cantidad de dinero que podemos aportar está limitada por ley. La ley 5/2015 de fomento de financiación empresarial limita la inversión máxima que puede aportar cada prestamista. Además esta ley distingue entre inversores acreditados y no acreditados:

  • No acreditados: se refiere a los inversores particulares que no son profesionales en el sector. La limitación en este caso es de 3.000 euros por proyecto y de hasta 10.000 euros anuales.

  • Acreditados: son los profesionales y no tienen límite de inversión por proyecto ni por el total anual.

El hecho de que se haga esta distinción de los límites entre acreditados y no acreditados es para asegurar a los inversores no profesionales y evitar que corran demasiado riesgo. De toda manera, un particular puede convertirse en inversor acreditado si lo desea, si cumple una serie de características.

 

¿Como hacerse inversor acreditado?

Podemos convertirnos en profesionales acreditados para invertir en P2P si cumplimos con una serie de requisitos y condiciones que marca la ley. Únicamente deberemos poder demostrar que contamos con suficiente patrimonio y conocimiento para poder convertirnos en inversores acreditados de este tipo de plataformas. Existen diferentes condiciones según si eres una persona física o una persona jurídica.

En esta tabla te mostramos algunos de los requisitos necesarios para poder convertirte en inversor profesional según seas un particular o una persona jurídica. En el caso de ser una persona física, únicamente con cumplir una de las condiciones puedes convertirte en acreditado, y en el caso de persona jurídica debes cumplir al menos dos de las tres condiciones mostradas en la tabla.

PERSONA FÍSICA PERSONA JURÍDICA
Ingresos superiores a 50.000€ anuales. El total de las partidas de activo debe ser superior a un millón de euros.
Patrimonio financiero superior a 100.000 euros. El importe anual de negocios debe ser superior a dos millones de euros.
Recibir asesoramiento profesional sobre este tipo de inversión. Los recursos propios deben ser superiores a 300.000€

 

Ventajas para solicitantes y prestamistas

Además de ser una forma sencilla y rápida de poder acceder a financiación, pueden ofrecer una serie diferente de ventajas tanto para solicitantes como para los prestamistas que aportan el capital.

En esta tabla te mostramos cuáles son las ventajas para las dos partes de este tipo de financiación.

VENTAJAS PARA SOLICITANTES VENTAJAS PARA PRESTAMISTAS
Suponen una alternativa a las vías tradicionales de financiación, como los bancos. Son una buena alternativa a los depósitos y cuentas de ahorro, que actualmente ofrecen niveles de intereses muy bajos.
Más rápidos que los créditos con los bancos. Puedes invertir de manera online en la economía real.
Es posible gestionar un calendario de pago flexible en caso de impago, y se evita todo el proceso judicial. Las plataformas de crowdlending se encargan de analizar la viabilidad, seguridad y riesgo del préstamo.
Es totalmente online, sin necesidad de papeleos. Tu escoges el nivel de riesgo que estás dispuesto a asumir.
No tienes la obligación de contratación de productos vinculados. Tiene menos riesgo que otros productos, como las acciones.

Evidentemente para poder beneficiarnos de las ventajas, es necesario hacer un uso responsable de los préstamos entre personas. Es decir, si somos solicitantes, deberemos facilitar información real sobre nuestro perfil y nuestro proyecto y únicamente hacer uso de un crédito si estamos seguros de que podremos devolver el dinero, y si somos prestamistas, sería conveniente que prestemos un capital del que podamos prescindir, ya que siempre implica cierto nivel de riesgo.

 

Recomendaciones

Cuando recurrimos a uno de estos créditos sin bancos, es recomendable dejar constancia de dicha operación a través de la elaboración y firma por ambas partes (solicitante y prestamista) de un contrato en el cual se recojan los siguientes datos:

  • Fecha y lugar en el que tiene lugar la operación.

  • Datos personales de solicitante y prestamista.

  • Capital prestado y plazo de devolución.

  • El tipo de interés que se aplica al importe prestado.

Además una de las ventajas de estos contratos es que si se presenta la declaración del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales (Modelo 600) a la Consejería de Hacienda de la comunidad autónoma que corresponda, están exentos de tributación.

Sin duda es una buena manera de que la persona que busca financiación la pueda encontrar de manera rápida y que el que quiere sacar rentabilidad por sus ahorros pueda decidir el nivel de riesgo que va a asumir.

En Kreditiweb, también puedes encontrar financiación rápida y online con diferentes entidades con las que te ponemos en contacto después de hacer un análisis de tu perfil.

 

PIDE TU PRÉSTAMO PERSONAL KREDITIWEB DESDE AQUÍ: 

 


 

 

Younited Credit

 

► Hasta 40.000€

► A devolver hasta en 72 meses

► TAE 5,00%

 


 

 

¿Tienes alguna duda sobre este tipo de créditos?

Respondemos a las preguntas en los comentarios