13 de agosto de 2018

2 Comentarios

Obtener financiación por Internet en apenas unos minutos es ya una realidad que forma parte de nuestro día a día. De la misma manera que se pueden solicitar créditos online, también es posible solicitar una tarjeta de crédito online. Te contamos cómo.

 

Los bancos han adaptado su funcionamiento y sus servicios a la nueva era de Internet, proporcionandonos la comodidad de poder solicitar financiación a través de Internet. Para lo que antes se tardaba unas semanas, ahora solo se necesita un par de clicks; algo que nos ahorra tiempo y nos permite financiarnos de manera sencilla y rápida. En este post te contamos cuáles son las ventajas de solicitar una tarjeta de crédito online y cómo puedes hacerlo.


 

¿Necesitas una tarjeta de crédito?

Analizamos tu caso y te recomendamos la tarjeta de crédito más adecuada a tu situación financiera.


 

¿Qué son?

La única diferencia de una tarjeta de crédito online con la que se contrata desde la sucursal del banco, es que la podemos solicitar sin tener que movernos de casa con total comodidad.

Con una tarjeta de crédito online podemos financiar nuestras compras y gastos utilizando un crédito que no es necesario que tengamos en ese momento. Esto es gracias a las modalidades de pago que tiene.

Formas de pago

Existen dos modalidades de pago de las tarjetas de crédito online:

  •  Pago total: tradicionalmente el más utilizado. Las compras realizadas se pagan durante los primeros 5 días (aproximadamente) del mes posterior, es decir, cuando llegue el período de pago se debe tener el dinero suficiente en la cuenta para poder liquidar la deuda que las compras hayan generado. Con esta modalidad no hay intereses.
  • Pago aplazado: Pagas de manera en varios plazos la cantidad gastada. Puedes elegir pagar mensualmente un porcentaje de lo que hayas gastado o pagar una cantidad fija cada mes. Se aplicarán los intereses especificados en el contrato.

 

Pasos a seguir para solicitarla:

Se trata de un proceso totalmente sencillo y poco costoso. Solo se necesita un dispositivo con conexión a Internet e invertir unos cuantos minutos para solicitarla. Te contamos cuáles son los pasos a seguir:

  1. Antes de lanzarnos a contratar, lo mejor es comparar entre las que ofrecen las diferentes entidades; sus condiciones, límites de saldo, formas de pago…

  2. Una vez hayamos decidido cuál es la mejor para nosotros, solo tendremos que solicitarla rellenando y enviando con nuestros datos el formulario correspondiente. Algunas entidades dan la opción de terminar el proceso de manera telefónica o online, depende de la elección del cliente.

  3. Cuando hayamos enviado el formulario, la entidad nos solicitará los documentos necesarios para concedernos la financiación y nos enviará el contrato. El proceso termina firmando el contrato y enviándolo al banco. Una vez lo reciba, solo hay que esperar a que nos llegue, cosa que suele tardar como un máximo de 10 días.

 

Ventajas que ofrece

Poder solicitarla de manera online ya es una gran ventaja, ya que supone un gran ahorro de nuestro tiempo y una total comodidad al poder hacerlo sin tener que movernos de casa. Pero a parte de esta gran ventaja, existen unas cuantas más que no debemos obviar:

  • No pagar comisiones: existe en Internet una gran oferta de tarjetas que no obligan a pagar comisiones por emisión o mantenimiento, por lo que supone un gran ahorro de dinero.

  • Obtener descuentos y bonificaciones: Muchas de ellas ofrecen descuentos y bonificaciones en algunos establecimientos asociados. De esta manera le podremos sacar un mayor partido y obtener ventajas de nuestras compras.

  • Acumular puntos: Algunas ofrecen un programa de puntos, por el cual se obtienen ventajas y premios al acumularlos.

  • Sin cambiar de banco: Muchas veces no es necesario que tengamos que cambiar de banco para obtener una tarjeta de crédito online, la podemos conseguir sin tener que domiciliar la nómina en la entidad y sin tener que contratar una cuenta bancaria.

Estas son las ventajas que pueden ofrecer, todo depende de entidad y de las condiciones que ofrezcan, por lo que es importante fijarse bien antes de contratarla y saber que es lo que nos está ofreciendo.

Requisitos para poder solicitarla

Existen una serie de requisitos o condiciones mínimas que las entidades suelen pedir para poder concederlas:

  • Ser mayor de edad

  • Ser el titular de alguna cuenta bancaria; ya que de aquí se cobrarán el pago

  • Contar con unos ingresos mensuales: para asegurarse que eres solvente y que podrás hacer frente a la deuda que generes

 


 

¿Necesitas una tarjeta de crédito?

Analizamos tu caso y te recomendamos la tarjeta de crédito más adecuada a tu situación financiera.


 

¿Tienes alguna duda?

Dejános un comentario