07 de noviembre de 2018

0 Comentarios

El Tribunal Supremo falló el pasado martes que finalmente será el cliente quien deba seguir pagando el impuesto de las hipotecas. Sin embargo, el Gobierno ha anunciado que aprobará un decreto ley con el fin de evitar esta situación.

 

Según la sentencia aprobada el pasado martes por el Supremo serán los clientes y no los bancos quienes deban asumir el coste del impuesto de las hipotecas de Actos Jurídicos Documentados. Sin embargo, Pedro Sánchez ha anunciado en una comparecencia este mismo miércoles su intención de aprobar un decreto ley para que sea la banca quién asuma su coste. Este es un nuevo giro después de que el 16 de octubre se anunciara una sentencia que recogía que era el banco quién debía asumir este coste y seguidamente se revocara.

 

Una decisión ajustada

El fallo del Tribunal Supremo sobre el impuesto de las hipotecas se esperaba conocer el pasado lunes y no el martes, cuando finalmente se ha conocido el resultado final de la deliberación de los magistrados.

De hecho, se empezó a deliberar el lunes 5 de noviembre pero dado que los 28 magistrados que se reunieron no llegaron a un acuerdo después de 8 horas de deliberación, se decidió posponer la sesión para el martes, cuando por fin se llegó a una decisión; con 15 magistrados a favor de que asumirá ese coste el cliente y 13 de que se mantuviera la decisión tomada el 16 de octubre. Por lo que se trata de una decisión más bien ajustada, tanto por las posturas enfrentadas de los magistrados y por el tiempo en que se ha tardado en sacarla adelante.

 

20 años con la misma jurisprudencia

Por tanto, esta decisión del Tribunal Supremo de que sea el cliente y no el banco el que pague el impuesto de las hipotecas, nos deja con la misma jurisprudencia vigente desde hace 20 años. Y de hecho, es el principal argumento de los magistrados que estaban a favor de que fueran los clientes quienes debían continuar pagando.

Otra de los puntos que exponían los partidarios de que el cliente pagara el impuesto de las hipotecas, era que en caso de aprobarse la sentencia del 16 de octubre, los préstamos hipotecarios subirían los tipos de interés, por lo que el cliente tampoco se vería beneficiado en este caso.

 

Los bancos no pagan y sube la bolsa

Una de las consecuencias más inmediatas después del fallo del Tribunal Supremo son las fuertes subidas de los bancos en la bolsa, después de haberse desplomado tras la sentencia del 16 de octubre.

Este miércoles por la mañana amanecía con un Sabadell con una subida del 6,1%, Caixabank del 5,5%, Bankia el 4,7%, Bankinter el 4,1%, Santander el 3,7% y el BBVA el 3,1%.

 

El decreto ley del Gobierno en favor del cliente

Después de conocer el pasado martes la decisión del Supremo, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez ha anunciado este miércoles que el Ejecutivo aprobará el próximo jueves un decreto ley con el fin de evitar que sea el cliente quien asuma el impuesto de las hipotecas y que sea la banca quien lo pague.

“Nunca más los españoles pagarán este impuesto y lo pagará la banca” ha afirmado el presidente del Gobierno durante su comparecencia. Y aunque los expertos aseguran que en caso de que finalmente sean las entidades quienes paguen el IAJD los préstamos hipotecarios encarecerán, el presidente ha dicho en su comparecencia que confía en que la banca no suba las hipotecas.

 

¿Qué te parece la decisión del Gobierno?

Déjanos un comentario con tu opinión