21 de junio de 2018

1 Comentario

Hay decisiones en la vida que no son fáciles; escoger la financiación de tu vivienda es una de ellas.  Por ello, analizamos los pros y los contras de hipotecas fijas y variables en 2018.

 


 

¿Necesitas solicitar una hipoteca?

Analizamos tu caso y te recomendamos la financiación más adecuada a tu situación financiera.

 

 


 

Está claro que no existe una modalidad mejor que otra, dependiendo de tu perfil, de tus necesidades y tus preferencias se adaptará mejor una u otra. Para que conozcas a ambas en profundidad, realizamos un breve análisis de pros y contras de hipotecas fijas o hipotecas variables en 2018.

PROS Y CONTRAS FIJA

Sin duda esta financiación de la vivienda es la más común, y puede que sea por qué es la que menos sorpresas y más seguridad y estabilidad aporta al usuario. Pero tiene otra serie de ventajas y desventajas que tal vez no conocías para ayudarte a decidir entre una financiación u otra.

PROS:

  • El interés no varía: La ventaja más conocida y la que más seguridad aporta al usuario. El hecho de tener la seguridad y confianza de que el interés a pagar va a ser siempre el mismo y que el interés a pagar no depende de factores económicos externos como el euríbor es un gran pro por el que decantarse hacia contratar este tipo de crédito.

  • Poco riesgo: Sin duda el riesgo que ofrece este tipo de financiación es muy bajo.

  • Plazo reducido: Aunque el tipo fijo sea mayor, los plazos de amortización son más cortos, por lo tanto, esto supondrá un menor coste a largo plazo.

  • Condiciones asequibles: Los bancos están ofreciendo cada vez más ventajas y flexibilidad a la hora de contratar una financiación a tipo fijo. Las podemos encontrar con un interés por debajo del 3% y con plazos que pueden alargarse hasta los 30 años.

CONTRAS:

  • Interés más alto: Los intereses son más elevados y al tener plazos más cortos, las mensualidades acaban siendo más altas.

  • Más comisiones: Una de las características de esta modalidad es que tienen más comisiones y más caras, como la comisión de apertura o la del riesgo por el tipo de interés.

PROS Y CONTRAS VARIABLE

Esta modalidad de financiación supone un correr un cierto riesgo, ya que los intereses fluctúan dependiendo de los índices de referencia, como el euríbor o el IRPH. Te mostramos los pros y los contras de contratar una este tipo de financiación.

PROS:

  • Plazos de amortización más largos: Permiten alargar más los años de la financiación.

  • Menos comisiones: Por lo general tienen menos comisiones y suelen ser de menor coste.

  • Más económicas a corto plazo: En el momento de la contratación el tipo siempre estará más bajo, por lo que a corto plazo resultará más económica para el usuario.

  • Se benefician de los cambios: La fluctuación de los intereses varía según factores externos, uno de ellos es el Euríbor. En 2018 el Euríbor se encuentra en mínimos históricos por lo que podría ser una buena razón para decidirse por esta financiación.

CONTRAS:

  • Cuotas inestables: Los intereses dependen de factores externos, por lo que aunque pueda ser un pro si están a la baja, se convierte en un contra cuando éstos suben. Además, supone una inestabilidad y poca seguridad el no saber la cantidad exacta que vas a tener que pagar.

  • Más caras: Al tener unos plazos de amortización mayores, se acaban pagando más intereses a largo plazo por lo que resultará más cara. De cuantos más años sea el plazo, más acabaremos pagando.

 


 

¿Necesitas solicitar una hipoteca?

Analizamos tu caso y te recomendamos la financiación más adecuada a tu situación financiera.

 

 


 

Entonces; ¿cuál escoger? Sabiendo los pros y los contras, depende de ti. Si quieres estabilidad y seguridad, seguramente te decidas por la fija, en cambio si estás dispuesto a asumir riesgos y beneficiarte de los cambios del mercado, tal vez prefieras la variable. Esperamos que éste análisis de pros y contras de hipotecas fijas o hipotecas variables en 2018 te ayude a decidir.

 

¿Tienes alguna pregunta?

En los comentarios contestamos a las dudas