17 de abril de 2018

1 Comentario

Os contamos cómo funciona el mercado financiero en caso de que un avalista fallezca y cómo pueden actuar los herederos de un aval.

El primer paso para saber de que hablamos es conocer el significado de aval. Podemos definirlo como aquella tercera persona involucrada en un contrato de aval que ejerce como garantía para el pago de una obligación en el caso de que el deudor no pudiera hacerse cargo del préstamo.

Entendemos por aval aquel contrato en el que existe el compromiso de devolver la cantidad prestada. En este tipo de contratos de aval, aquella persona comprometida al pago de la deuda se conoce como avalado o deudor.

Dicho esto, en este artículo os contaremos si es posible heredar un aval en el caso de fallecimiento del avalado.

 

¿Qué pasa si fallece el avalista de la hipoteca?

Muchas dudas nos recorren la mente cuando nuestro avalista fallece, preguntándonos si es posible heredar un aval fallecido.

Lo primero es conocer que existen dos formas de aval:

  • Emplear un aval personal

  • Recurrir a un bien o propiedad del avalista como garantía hipotecaria

En cualquiera de estos, en el caso de que nuestro avalista fallezca el aval continúa vigente, salvo que nuestro contrato indique lo contrario. Por lo que es importante conocer todos los detalles de nuestro contrato antes de contratar los servicios financieros con nuestra entidad.

En el hipotético caso de que nuestro avalista fallezca, podemos heredar el aval fallecido siempre y cuando los herederos acepten el aval; de esta manera el aval se extenderá a todos ellos involucrando sus bienes en el préstamo.

En definitiva, es posible heredar el aval de un fallecido. Según el Código Civil la obligación del avalista se extingue al mismo tiempo que la del deudor, y por las mismas causas que las demás obligaciones. Por lo que la responsabilidad del aval pasa a todos sus herederos.

Cuando un avalista fallece su responsabilidad pasa a todos sus herederos.

 

¿Realmente podemos heredar el aval de un fallecido?

Los herederos pueden actuar de diferentes maneras ante esta situación.  

En caso de fallecimiento, el sucesor puede recurrir a una de estas tres opciones:

  1. Rechazar la herencia.

  2. Aceptar la herencia y hacerse cargo del aval, afectando a su vivienda heredada.

  3. Aceptar la herencia a beneficio de inventario.

Si se rechaza la herencia, no se tendrá que hacer frente del préstamo, pero al mismo tiempo renuncia a toda la herencia.

La última opción significa que el heredero acepta la herencia pero no se hacen cargo de las deudas heredadas. Es decir, nos haremos cargos de los pasivos correspondientes a la herencia con los bienes involucrados en ella. La última opción siempre es la más recomendable. Si tu herencia no tiene ningún problema de avales, y rn tu propiedad ya tienes una casa o inmueble pagado puedes recurrir tu mismo a un prétamo con aval para aceptar la herencia.

 

Préstamos sin aval

Por otra parte, existe la posibilidad de solicitar un préstamo sin aval. Desde Kreditiweb lo puedes tramitar de forma online. Habitualmente, las entidades requieren que cumplas con los siguientes requisitos

  • Tener un mínimo de 21 años

  • Disponer de residencia en España

  • Percibir unos ingresos periódicos como los citados anteriormente, ya sea con o sin nómina

  • Ser el propietario de una cuenta corriente

 

¿Tienes alguna pregunta?

Déjanos un comentario y contestaremos a tus dudas