¿Qué es una ejecución hipotecaria?

¿Qué es una ejecución hipotecaria?

El incumplimiento de pago en un producto financiero como una hipoteca o un préstamo con garantía hipotecaria conlleva el riesgo de perder el aval, es decir, la vivienda. En el caso de que esto llegara a ocurrir estaríamos ante una ejecución hipotecaria, comúnmente conocida como embargo de la vivienda. Te explicamos qué es y cómo puedes evitarla.

 

¿Qué es una ejecución hipotecaria?

Una ejecución hipotecaria es el procedimiento por el que un acreedor, que generalmente es una entidad financiera, se queda con la garantía del crédito en el caso de que el deudor no cumpla con su obligación de pago de las cuotas del préstamo.

En otras palabras, la ejecución hipotecaria es el proceso por el cual un banco se queda con la garantía de una hipoteca (la vivienda hipoteca) si el solicitante deja de pagar sus cuotas responsablemente. Es decir, es un embargo de la vivienda en concepto de garantía de la hipoteca. Sin embargo, antes de llegar hasta el embargo, hay que pasar por un procedimiento previo.

 

¿Cuál es el procedimiento de una ejecución hipotecaria?

Antes de que se produzca la ejecución hipotecaria, hay que pasar por un procedimiento judicial. El proceso de ejecución hipotecaria se inicia a partir del impago de entre tres y seis cuotas mensuales.

Estos son los pasos del procedimiento de una ejecución hipotecaria:

  1. Reclamo extrajudicial: En el momento en que se dejen de pagar las cuotas de manera continuada, la entidad bancaria se pondrá en contacto con el solicitante para exigir que se ponga al día con los pagos. En el caso de que el solicitante no se ponga a día con sus pagos, el banco enviará un requerimiento extrajudicial donde se reclamarán no solo las cuotas pendientes, si no el total de la hipoteca junto con los intereses por retraso en las cuotas.

  2. Demanda de ejecución hipotecaria: En esta etapa, el banco interpondrá una demanda ejecutiva en el Juzgado de Primera Instancia para iniciar el proceso de ejecución hipotecaria. El solicitante dispondrá de 30 días para realizar el pago de la cantidad que reclama la entidad financiera.
  3. Subasta judicial y adjudicación del inmueble: En el día y hora que indique el Juzgado se celebrará una subasta judicial de la vivienda a embargar. Esta subasta se publica en la Sede electrónica del Ministerio de Justicia.

  4. Tasación de costas y liquidación de intereses: El acreedor puede solicitar antes o después de la subasta de la vivienda la apertura de la Pieza separadora de costas y de Liquidación de intereses. Esto podría incrementar la deuda significativamente.

  5. Embargo de la vivienda: Una vez inscrita la titularidad registral de la vivienda y tasadas las costas y los intereses, se ejecutará el proceso de desahucio o embargo de la propiedad.

 

¿Cómo puedo evitar la ejecución hipotecaria?

En la segunda etapa del proceso de ejecución hipotecaria, el deudor tiene un plazo de 10 días de presentar una oposición en los términos que se indican en el artículo 659 LEC.

Estas son las posibles oposiciones que puedes presentar contra tu procedimiento de ejecución hipotecaria:

 

▶︎ Cancelación de la hipoteca o pago del préstamo

Puedes presentar la certificación del Registro de la cancelación de la hipoteca o la escritura pública de carta de pago o de cancelación de la garantía.
 

▶︎ Error en el importe reclamado

Puedes reclamar si el importe reclamado es erróneo y mayor del que en realidad debes pagar cómo deudor. En este caso, deberás acompañar tu oposición junto con la libreta en la que consten los asientos de la cuenta y que demuestre que el importe reclamado es erróneo.

 

▶︎ Cláusulas abusivas

Puedes solicitar la nulidad de la ejecución hipotecaria por cláusulas abusivas. La vía más recurrida es solicitar la nulidad por la cláusula de vencimiento anticipado. 

 

¿Puedo vender la vivienda antes de que salga a subasta?

Sí, tienes la posibilidad de vender tu vivienda durante el proceso de ejecución hipotecaria. Generalmente el proceso de embargo suele durar unos 6 meses de media, por lo que durante este tiempo tienes la oportunidad de poner tu casa a la venta y evitar pasar por un proceso de embargo.

Además, es posible que si el banco conoce tu intención de vender, se interese por renegociar la deuda y encontrar otras vías antes de llegar hasta la ejecución hipotecaria.

En el caso de que vendas finalmente tu vivienda, aunque sea por un precio inferior al de su tasación, evitarás entrar a una lista de morosos y además podrás quitarte la deuda o parte de ésta. Además, puedes utilizar un comparador de hipotecas para encontrar una segunda hipoteca más asequible y ajustada a tu capacidad económica.

 

¿Tienes alguna duda sobre el proceso de ejecución hipotecaria?

 


 

¿Necesitas liquidar tus deudas?

En Kreditiweb analizamos tu caso personalmente y te recomendamos la opción de resolución de deudas más adecuada a tu situación.

  • Financiación con ASNEF
  • Respuesta en 2 minutos
  • GRATIS y sin compromiso

 

Publicado por Kreditiweb

comentarios1 comentario

Hace 11 días

Mario suárez

genial info! muy claro todo, gracias

Deja un comentario

Antes de firmar la solicitud, debes leer la información básica sobre protección de datos que aparece aquí.
Cargando

Tu comentario se ha añadido correctamente

Muchas gracias por enviar un comentario. Tu comentario será revisado y si cumple con los requisitos será publicado.

Error al añadir tu comentario