05 de abril de 2019

0 Comentarios

La concesión de préstamos al consumo va en aumento en España, pese a que el valor de los intereses está por 3 puntos por encima de la media europea. Y es que cada vez son más los españoles que deciden emprender proyectos de futuro, unificar deudas o simplemente cambiar de coche. Los préstamos personales son además especialmente útiles para esto último porque, en la mayoría de ocasiones, son más baratos que la propia financiación de la marca.

 

ENCUENTRA TU PRÉSTAMO RÁPIDO AL CONSUMO


 

Línea de crédito Creditea - Kreditiweb

 

► Hasta 5.000€

► A devolver hasta en 36 meses

► TAE mínimo 42,46%


 

Línea de crédito Euroloan - Kreditiweb

 

► Hasta 5.000€

► A devolver hasta en 36 meses

► TAE mínimo 42,46%


 

¿Qué son los préstamos al consumo?

Son productos financieros ofrecidos por un prestamista a un prestatario, donde se cobra un interés por el dinero prestado. Este interés puede ser un porcentaje del dinero prestado o un bien personal llamado prenda. Por ejemplo, empeñar un objeto personal es una forma de microcrédito. Se caracterizan principalmente por ser créditos de bajas cantidades con intereses superiores a los hipotecarios. Su origen se remonta a mucho más atrás de lo pensado, pues se iniciaron por mano de los jesuítas como alternativa al monopolio que la comunidad judía tenía en la época, con intereses que iban desde el 30% hasta el 200%.

 

Requisitos para pedir un préstamo

Los requisitos son muy variados y dependen totalmente del prestamista, pero tienen una serie de características comunes que los definen. Como suelen estar enfocados al intercambio por bienes y servicios, generalmente no requieren de un aval inmueble, aunque sí de los bienes presentes y futuros del solicitante. En el caso de un préstamo a prenda, el aval es un objeto personal. En un préstamo con una financiera el aval puede ser una nómina o una declaración de bienes propiedad firmada por el prestatario.

Lo más común es que los requisitos de un préstamo al consumo sean los siguientes:

✔ Tener ingresos demostrables

✔ No estar en una lista de morosidad

✔ Tener documentación como DNI o NIE

 

Características de los prestamos al consumo

Las características principales son las siguientes:

  • Importe mínimo: suele ser de unos 500€

  • Importe máximo: el máximo depende de cada entidad y del perfil de cada solicitante

  • Plazo de devolución: Es el plazo mínimo para devolver el importe prestado junto con los intereses

  • Comisiones: Es posible que el préstamo de consumo tenga alguna comisión de apertura, cancelación, amortización parcial...

 

Y estos son los principales intereses que definen un préstamo de consumo:

  • TIN: Tipo de interés nominal. Es el capital que el prestatario añade a la cantidad prestada en concepto de cobro por el préstamo, y depende de dos cosas: el plazo concertado para la devolución y la voluntad del prestatario.

  • TAE: Tasa anual efectiva. Se define como el resultado de una fórmula matemática que incorpora el tipo de interés nominal, las comisiones y el plazo de la operación.

 

¿Cómo solicitar un préstamo al consumo?

Solicitar un préstamo es cada vez más fácil, y las vías para hacerlo también. Hasta hace unas décadas era necesario personarse en la entidad y pocas eran las que permitían hacerlo vía telefónica. Con el auge de internet se ha simplificado de tal manera que puedes solicitar un préstamo online de forma inmediata desde tu smartphone, y se te concede en cuestión de horas. Así que si estás pensando en comprarte un coche, no dudes en consultar nuestras entidades de crédito porque el precio del dinero nunca había estado tan bajo.

 


 

¿Necesitas financiación rápida?

Analizamos tu caso y te recomendamos los préstamos al consumo adecuados a tu situación financiera.


 

 

Como puedes comprobar los préstamos al consumo son una manera fácil y cómoda de poder financiar las compras que desees hacer sin tener que desembolsar una gran cantidad de dinero.

 

¿Qué opinas sobre los préstamos al consumo?