Esta web utiliza ‘cookies’ propias y de terceros, para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro portal. Al continuar navegando acepta su uso.

Préstamos hipotecarios: tipos de hipotecas
15 de marzo de 2017 0 Comentarios

En el post anterior explicamos qué eran los préstamos hipotecarios y cuáles eran sus características más comunes. De esta manera, nos ponemos en materia para comprender un poco mejor el mundo de los productos financieros.

En resumen, un préstamos hipotecario es un producto financiero en el que una entidad bancaria nos presta dinero en base a una garantía real. ¡Hasta aquí todo claro! El problema surge cuando a un préstamo hipotecario se le aplica el tipo de interés, que para los menos expertos en el tema, se basa en la cuota mensual que pagaremos cada mes.

Este post viene a explicar los 3 tipos de hipotecas que podemos adquirir según el tipo de interés que se le aplique.

 

Hipotecas fijas

Las hipotecas de interés fijo son los créditos hipotecarios que mantienen, de principio a fin, el mismo interés ya que no se ven referenciadas a ningún índice como por ejemplo el Euribor.

En este tipo de préstamos hipotecarios desde el primer momento el cliente sabe exactamente cuál será para siempre el interés de su hipoteca, al igual que el valor de las cuotas y el importe total de la misma.

Hipotecas variables

En las hipotecas con un tipo de interés variable encontramos dos componentes importantes, un diferencial fijo y el valor de un índice de referencia. El interés del préstamo hipotecaria varía ya que el índice cotiza diariamente y cada mes aporta una cotización media distinta. Debido a esto, las hipotecas con un interés variable se revisan semestral o anualmente y se les aplica el valor del euribor del mes o dos meses anteriores.

Hipotecas de tipo mixto

En las hipotecas con un interés mixto podemos ver cómo se combinan periodos con un tipo de interés fijo y periodos con un tipo de interés variable. Normalmente, al inicio de la hipoteca el interés es fijo y en el segundo tramo el interés es variable.

Esta decisión dependerá tanto de la entidad financiera con la que trabajes como la actualidad del mercado económico. Normalmente, este tipo de hipotecas empiezan con la primera parte a plazo fijo y la segunda en variable.

Si estás pensando en solicitar una hipoteca para comprarte una casa, abrir un negocio,... ahora tienes toda la información necesaria para realizarlo. Consigue las máximas garantías y la mejor financiación a tu medida.

Deja un comentario: