Esta web utiliza ‘cookies’ propias y de terceros, para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro portal. Al continuar navegando acepta su uso. Más información

Ventajas préstamos garantía hipotecaria
25 de mayo de 2017 0 Comentarios

Un préstamo con garantía hipotecaria es aquel que te permite obtener hasta 300.000€ prestados, según con la entidad financiera que contactes, siempre y cuando se utilice su vivienda como aval. El valor neto de tu vivienda será el considerado como aval, siendo el valor actual de la misma, menos la cantidad de cualquier otra hipoteca sobre tu propiedad.

Recurrir a este tipo de financiación puede ser una buena opción cuando se busca algo de solvencia económica de manera rápida.

Diferencia entre préstamos y créditos

En primer lugar, los préstamos implican una cantidad total fija que iremos devolviendo en cuotas que incluyen intereses.

Por otro lado, los créditos son aquellos en los que el banco nos ofrece una cantidad y nos brinda la posibilidad de ir retirando el dinero que deseemos, estipulando un máximo. En este caso, el solicitante sólo pagará intereses sobre el dinero utilizado.

 

Ventajas

Este tipo de créditos son muy sencillos y fáciles de solicitar. Básicamente, el solicitante recibe una cantidad total y unos interés fijos. Además los préstamos de garantía hipotecaria presentan una serie de ventajas muy consideradas entre las que podemos destacar:

  1. Este tipo de financiación ofrece la posibilidad de obtener cantidades mayores a las de un préstamo personal, siempre teniendo en cuenta el valor de la vivienda empleada como garantía.
  2. Los préstamos de garantía hipotecaria no tienen en cuenta las listas de morosos como ASNEF, por lo tanto es una opción viable para aquellas personas incluidas en estas listas; siendo la manera más fácil y segura de lograr una ayuda económica. A cambio, tienes que tener una vivienda sin ninguna o con pocas cargas.
  3. Sus plazos de reembolso son altos, dando mayor soltura y facilidad de pago a los clientes.
  4. Es posible emplear la vivienda utilizada como aval mientras se disfruta del préstamo y se van pagando las cuotas.
  5. Estos préstamos pueden ofrecerte hasta 300.000€.
  6. Permiten la opción de solicitar periodos de carencia en caso de no poder pagar alguna cuota. Te aportan una mayor flexibilidad.
  7. Algunas de las entidades financieras ofrecen asesoramiento personalizado y tras haber recibido tu solicitud, tienes una respuesta rápida.
  8. Se caracterizan por la facilidad de sus trámites, ya que, las gestiones se suelen realizar por vía online.

En definitiva, este tipo de préstamo son accesibles y no es necesario justificar nuestros ingresos, aunque para algunas entidades lo tienen en cuenta de forma positiva. Es una manera rápida y fácil de conseguir crédito, te ofrecen soluciones inmediatas para tus necesidades económicas. De todas formas, siempre es recomendable estar bien informado de las condiciones del préstamo para que no surjan sorpresas inesperadas, ya que, cada entidad puede variar en algunos aspectos,

 

Deja un comentario: