Esta web utiliza ‘cookies’ propias y de terceros, para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro portal. Al continuar navegando acepta su uso.
OK Más información

PREGUNTAS FRECUENTES

Créditos



¿Cómo funcionan los créditos rápidos online?
Los créditos rápidos son préstamos que no están sujetos a una compra concreta, cada usuario puede usarlo de la forma que mejor le parezca, aunque por lo general, este tipo de créditos se usan para cubrir gastos imprevistos y urgentes, como averías en el coche, una multa, comprar un electrodoméstico averiado,... Estos créditos han crecido mucho en los últimos años por varias razones:
  • Obtienes el dinero en tu cuenta en menos de 48h.
  • Es muy rápido y totalmente flexible, ya que no exige gran cantidad de papeleo.
  • Se pueden solicitar en cualquier hora y lugar, solo necesitas una conexión a Internet.
  • Las plataformas online permiten ver las condiciones de los créditos en el momento y sin sorpresas.
  • En algunos casos puedes solicitarlos estando inscritos en ficheros de impago como ASNEF.
  • Hay entidades que los conceden aún sin tener nómina, aunque solo se da en casos con otras condiciones.
 
¿Qué importe puedo pedir en un crédito rápido?
El importe que podemos conseguir depende mucho de las necesidades que tengamos, ya que una de las características que tienen los préstamos rápidos es que podemos pedir la cantidad exacta que necesitamos y devolverlo en los meses que mejor se nos adapte. Aún así encontramos 2 modalidades de créditos rápidos :
  • Créditos Rápidos : La cantidad de este tipo de créditos se mueve entre los 800€ y los 30.000€. Podremos disponer de este dinero durante las próximas 24h o 48h y sin papeleos. Los intereses variarán según la entidad de crédito que escojamos, pero hay que tener en cuenta que los intereses de este tipo de préstamos suelen ser más elevados que los intereses en los préstamos personales que nos ofrecen las entidades bancarias normales, esto es lógico teniendo en cuenta que las condiciones para conseguirlos son mucho más flexibles.
  • Microcréditos : Los mini créditos son muy parecidos a los créditos rápidos pero por importes más pequeños, en este tipo de créditos la cantidad a conceder acostumbra a moverse entre los 50€ y los 800€. El tipo de interés variará según la entidad, pero en los microcréditos suele rondar el 1%, aunque os aconsejamos que reviséis las condiciones de cada entidad para valorar las diferencias.
  • Tarjetas de crédito Online : Otra forma de conseguir liquidez de forma rápida es con las tarjetas de crédito online y podemos considerarlo como un crédito rápido ya que nos permiten disponer de dinero rápido en cualquier momento y lugar. En este caso no solicitamos el crédito en sí, sino que habremos tenido que solicitar la tarjeta de crédito online con anterioridad, pero una vez concedida podremos hacer efectivo el crédito en el momento y lugar que lo necesitemos, ya que al tener la tarjeta concedida es como si ya nos hubieran concedido el crédito anteriormente. El límite de crédito del que podemos disponer acostumbra a ser de un máximo de 5.000€ aunque puede haber alguna tarjeta que pueda llegar hasta los 10.000€
¿Puedo amortizar un crédito rápido?
La mayoría de entidades nos permitirán devolver el crédito rápido de forma anticipada pero hay que consultar las condiciones de cada entidad para estar seguros de que es así. Por otro lado debemos tener en cuenta que si nos dejan devolver el crédito rápido de forma anticipada es muy probable que nos cobren una comisión. Por ley esta comisión no puede ser superior al 0’50% si queda menos de un año para su devolución, en caso de que quede más de un año entonces esta comisión no puede ser superior al 1%. Teniendo en cuenta que estamos hablando de créditos rápidos se aplicara la situación en que queda menos de un año para su devolución, pero es necesario que hagamos números para estar seguros de que nos es rentable realizar la amortización. En los casos en que las entidades permiten la devolución anticipada sin comisiones, de los créditos rápidos, al realizar la devolución antes del plazo sólo pagaremos por los días que hemos dispuesto del préstamo, por lo tanto cuanto antes lo devolvamos menos pagaremos. Requisitos para conseguir un crédito rápido sin papeleo. Por lo general, todas las entidades de crédito, nos solicitarán los mismo trámites para pedir un crédito rápido sin papeleos. Los pasos que deberemos seguir son:
  1. Definir la cantidad de dinero que necesitamos y el plazo en el que queremos realizar la devolución del crédito.
  2. Revisar las ofertas de cada entidad para saber cuál se adapta mejor a nuestras necesidades, usar el comparador de crédito para conocer el coste total del crédito.
  3. Una vez escogida la oferta, rellenar los campos necesarios y enviar la solicitud. No te olvides de adjuntar en esta solicitud toda la información que te pida la entidad.
  4. Para no correr el riesgo de que una entidad no acepte tu solicitud es aconsejable mandar varias solicitudes y finalmente escoger la que mejor se te adapte.
  5. En breve recibirás la respuesta de la entidad, ya sea vía mail o por SMS, sobre la aprobación o no de la solicitud.
  6. Si tu solicitud ha sido aprobada, solo será necesario firmar el contrato, y esperar la llegada de tu dinero a tu cuenta bancaria en el plazo de 24h.
  7. Lee el contrato con detenimiento antes de firmarlo, y si tienes dudas realiza las consultas pertinentes antes de devolverlo firmado, de este modo no tendrás posibles sorpresas delante de cualquier inconveniente.
¿Puedo conseguir un crédito rápido sin nómina y sin aval?
Actualmente es posible pedir un crédito rápido o un microcrédito sin una nómina y sin aval, pero como es lógico nos pedirán que demostremos, al menos, unos ingresos regulares que permitan la devolución del crédito. Las posibles alternativas a una nómina son:
  • Estar cobrando el paro: Si nos encontramos en situación de desempleo y estamos cobrando la prestación de desempleo, podremos solicitar el crédito y probablemente nos lo concedan siempre y cuando los ingresos que percibimos permitan la devolución del crédito.
  • Ser pensionista: si estamos cobrando una pensión, la posibilidad de que nos concedan un préstamo rápido es muy alta, ya que ser pensionista acredita que tenemos unos ingresos fijos. Aunque existen algunas entidades que tiene límites de edad en la concesión de créditos.
  • Ser becado: en caso de que nos hayan concedido una beca que demuestre unos ingresos regulares podremos solicitar un crédito rápido sin ningún problema siempre que estos ingresos permitan la devolución del préstamo.
  • Otros: por norma general cualquier situación en la que podamos demostrar que tenemos unos ingresos fijos, que permiten la devolución del crédito rápido solicitado, no nos podrán problemas en la concesión del crédito
¿Se puede obtener un crédito rápido estando en ASNEF?
Si que es posible, encontrar algunas entidades que dan créditos rápidos estando inscritos en listas de impagos como ASNEF, aunque no en todas las entidades. Aún así estas entidades tienen unas condiciones a cumplir para conceder el crédito, estas condiciones son:
  1. La razón, por la cual, estamos inscritos en estas listas no puede ser por operaciones financieras, aceptaran que estemos inscritos por recibos no pagados en telefonía, agua, luz, gas,..
  2. Que el importe por el que se aparece en la lista de impagos no sea por un importe superior a los 1.000€.
Los pasos a seguir para solicitar un préstamo con ASNEF no es diferente a los pasos que hacemos en una situación normal, la única diferencia será de la necesidad de informar a la entidad la cantidad de deuda que tenemos y la procedencia. Necesitas un crédito rápido o un microcrédito, solicita el que más se adapte a tus necesidades.

Tarjetas



¿Qué tipo de tarjetas existen?
El tipo de tarjetas existentes actualmente son:
  • Tarjetas de Débito
Con este tipo de tarjetas el usuario solo puede disponer del capital que tiene en su cuenta bancaria, no puede aplazar pagos ni el banco le permite sacar un dinero que no tenga. En este tipo de tarjetas hay que tener cuidado, ya que existen algunos bancos, que aunque te quedes sin fondos te permiten seguir pagando tus compras, el problema es que te dejan en números rojos y luego te cobran una comisión por eso. Par solventar este tema puedes solicitar a tu banco que no permita que tu cuenta se quede en números rojos nunca y entonces esto no te sucederá, pero ten en cuenta, que entonces, si un mes vas justo y llega un recibo, este de devolverá.
  • Tarjeta de Crédito
Este tipo de tarjetas nos permiten realizar compras, sacar dinero en efectivo, etc, aun que en nuestra cuenta no tengamos dinero. Estas compras las aplazamos hasta que llega el recibo de la tarjeta a final de mes o en el momento que tenemos pactado con el banco que debemos pagar la compras aplazadas. Hay que tener en cuenta que el aplazamiento de las compras, sacar dinero en efectivo,... provocaran unos costes, que habremos pactado con el banco, a modo de intereses, comisiones y otros gastos asociados.
  • Tarjeta monedero o prepago
Estas tarjetas, tal y como el nombre indica, son tarjetas a les que les debes ingresar dinero antes de poder usarlas. Estas tarjetas están en auge gracias a la aparición de los comercios electrónicos, por el hecho de no estar asociados a una cuenta bancaria, de este modo el usuario se siente más tranquilo delante la posibilidad de fraudes.  
¿Qué comisiones pueden cobrar las tarjetas de crédito?

1. La comisión por emisión y renovación de tarjetas de crédito:

Esta comisión se paga en el momento que se emite una tarjeta, y posteriormente una vez al año, aún que podemos encontrar algunas entidades que lo cobran de forma semestral. El importe de esta comisión dependerá de la categoría de tarjeta que tengas e incluso cada día existen más entidades financieras que no cobran esta comisión.

2. La comisión por retirar dinero en cajeros:

Esta comisión dependerá en gran parte del tipo de tarjeta con la que hagas la operación. Si sacas dinero del cajero automático, de tu propio banco, con una tarjeta de débito la operación no tendrá comisión alguna, pero si realizas esta misma operación en un cajero de una entidad bancaria diferente a la tuya deberas abonar una comisión. Este coste te será informado justo antes de realizar la operación para que puedas tomar la decisión de continuar con la retirada de efectivo o anular la operación.

Por otro lado si la retirada de efectivo, que deseas efectuar, es con una tarjeta de crédito, deberas tener en cuenta, que a parte de la comisión antes mencionada, se te aplicara una comisión por pago aplazado, que dependerá del acuerdo que tengas con la entidad emisoras de tu tarjeta.

3. La comisión por consultar el saldo o los movimientos en el cajero

Esta comisión se aplica cuando revisas la información de tu tarjeta en alguna cajero, ya sea para mirar cual es el lado disponible o los pagos que has realizado, para este tipo de operaciones no suele haber cargo alguno, si lo haces desde un cajero de tu propia entidad. Pero si lo haces desde un cajero de otro banco tendrá un coste, esta comisión acostumbra a ser un importe fijo, y al igual que la comisión por disposición de efectivo, se te comunicara un paso antes de realizar la operación para darte la posibilidad de no realizarla si el importe te parece demasiado alto o no quieres pagarlo.

4. Las comisiones por sacar dinero en el extranjero:

Si se realizan las operaciones dentro de la zona euro, las comisiones que se aplicaran consistirán únicamente las mismas que se tienen al utilizar la tarjeta en nuestro país. Teniendo en cuenta que las comisiones con tarjetas de crédito serán más elevadas que con tarjetas de débito.

Si el viaje es fuera de la zona euro se deberán tener en cuenta diferentes costes:

En primer lugar deberemos tener cuenta las comisiones normales que se aplican a la tarjeta por sacar dinero en efectivo en entidades que no son las nuestras o en su defecto la comisiones que tengamos pactada para este hecho con nuestro banco. Siempre hay que tener presente que esta comisión será más elevada si la realizamos con una tarjeta de crédito que con una de débito.

Por otro lado debemos tener en cuenta el cambio de divisas, que se aplicara por igual en tarjetas de crédito como de débito.

Y por último, al realizar compras con tu tarjeta fuera de la zona euro debes saber que tendrás una comisión por cambio de divisa que ronda el 2,5%.

Importante: tener en cuenta que esto es una guía general, en todo caso revisar detenidamente las condiciones de vuestra tarjeta, ya que estas comisiones pueden tener ser muy diferentes dependiendo de la tarjeta y del banco.

 
¿Qué ventajas y desventajas tiene pagar con tarjeta de crédito?
Como cualquier otra cosa en la vida, las tarjetas de crédito tienen ventajas y desventajas, y es importante tenerlas en cuenta para saber hasta que punto nos conviene tener una o no: Ventajas:
  • Son de gran ayuda para hacer frente a necesidades inesperadas de dinero, para solventar emergencias, viajes inesperados, etc. Ya que te permiten disponer de más dinero del que dispones en tu cuenta corriente.
  • Control exhaustivo de cada compra realizada.
  • Pagar compras elevadas, como electrodomésticos, a plazos en varios meses.
  • Beneficiarte de descuentos en diferentes compras.
  • No llevar dinero en efectivo encima, con los tiempos que corren si te roban una tarjeta de crédito es muy rápida su anulación, por lo tanto la probabilidad de perder el dinero se reduce mucho.
Desventajas:
  • Se corre el riesgo de no poder controlar los gastos, ya que dispones de la posibilidad de gastar en cada momento, y por lo tanto, debes saber tener autocontrol en los gastos que puedes permitirte.
  • De no poder cumplir con los plazos las comisiones son considerablemente altas, ya que si no cumples con los plazos marcados deberas abonar intereses de este retraso.
  • Si pierdes o te roban la tarjeta, será necesario que realizes una denuncia para evitar posibles problemas delante de la utilización fraudulenta de tu tarjeta.
  • Para según que operaciones, es posible que la comisión sea demasiado alta, teniendo en cuenta los beneficios que te aporta. Es necesario saber valorar en todo momento si la operación que vas a realizar es mejor usar una tarjeta de crédito o no.
 
¿Puedo solicitar una tarjeta de crédito online?
En los últimos tiempos las solicitudes de tarjetas de crédito online están creciendo de una forma importante, ya que es muy rápido y muy fácil solicitarlas, únicamente se debe rellenar un formulario y se obtiene una respuesta casi de forma inmediata. Uno de los beneficios de las tarjetas de crédito online, es que no obligan a abrir una cuenta en otro banco, ya que los pagos mensuales se realizan directamente en la cuenta del banco que nosotros escojamos.
¿Cuánto tarda en llegar una tarjeta de crédito online?
El plazo en que tarda en llegar una tarjeta de crédito online depende de cada entidad bancaria, pero por lo general en el plazo de una semana deberías haber recibido tu tarjeta y tu pin por correo. Para estar más seguro de los plazos dirígete directamente a tu banco y ellos te informaran de los plazos con total exactitud.
¿Es segura una tarjeta de crédito online?
Una tarjeta de crédito online tiene exactamente la misma seguridad que una tarjeta de crédito solicitada directamente a la oficina de tu banco, ya que la única diferencia entre una y otra es la forma de solicitarla. Los riesgos que incurrimos en una tarjeta de crédito es la realización de pagos sin que el titular sea consciente de ellos, por lo tanto son cargos fraudulentos. Por lo tanto es de vital importancia que delante de la sustracción o perdida de la tarjeta te comuniques de inmediato con tu entidad bancaria para avisarle de la situación. En el momento que hayas informado a tu entidad bancaria del robo o perdida de tu tarjeta quedaras libre de responsabilidad en los pagos que se realicen con ella. Pero si se han realizado pagos anteriormente a la comunicación deberas realizar frente a los primeros 150€ pagados fraudulentamente, por lo tanto no retrases la comunicación con tu banco ya que es de vital importancia. A parte es importante que pongas la correspondiente denuncia en comisaría o juzgado y lo comuniques por carta a tu entidad para de este modo hacer la comunicación mucho más formal y así sea mucho más fácil reclamar la devolución de los pagos realizados de forma fraudulenta.  
¿Cuáles son los seguros asociados a las tarjetas de crédito?
Los seguros asociados a las tarjetas de crédito son:
  • Seguro por robo.
  • Seguro por accidentes en viajes.
  • Seguro de asistencia en viajes.
  • Seguro de atraco en cajeros.
  • Seguro en perdidas de equipaje.
Para saber exactamente las condiciones de estos seguros consúltalo con la entidad emisora de la tarjeta, ya que cada tarjeta y cada entidad tiene sus condiciones especiales para cada seguro.
¿Qué día de mes se paga la tarjeta de crédito?
Existen 2 tipos de formas de pago cuando hablamos de tarjetas de crédito, estas formas son:
  • Tarjetas de crédito de pago único: Se pacta con la entidad un día de mes en el que se devolverá la totalidad de la deuda adquirida. Normalmente suele ser a principios de cada mes.
  • Tarjetas de crédito de pago aplazado: En este tipo de tarjetas podremos pactar con la entidad un número determinado de cuotas o mensualidades fijas hasta devolver la deuda adquirida. Las condiciones será necesario pactarlas con la entidad bancaria.
¿Cómo funcionan las tarjetas con % de devolución sobre las compras?
Existen diferentes tarjetas de crédito que te devuelven un porcentaje de las compras realizadas durante el mes, este porcentaje acostumbra a ir del 2% al 5% dependiendo de cada tarjeta. Estas devoluciones pueden ser sobre todos los productos, o sobre algunos productos en concreto como: gasolineras, peajes, supermercados, etc. La devolución de estos importes se puede realizar de 3 formas:
  • Ingreso del importe directamente en la cuenta.
  • En forma de descuentos en determinados establecimientos.
  • O con puntos canjeables por regalos en los programas de fidelización de las entidades.
Consulta las condiciones de cada tarjeta para saber que forma de devolución tiene cada una.
¿Qué requisitos debo cumplir para pedir una tarjeta de crédito online?
Estos requisitos pueden sufrir variaciones según la entidad bancaria en la que lo solicitemos. Pero existen un seguido de requisitos que son comunes en todas las entidades y estos son:
  • Ser mayor de edad.
  • Disponer de del documento nacional de identidad.
  • Tener un buen historial crediticio, tener todas nuestras deudas al corriente y no aparecer en listas de morosos tipo ASNEF.
  • Tener ingresos mensuales demostrables que garanticen la devolución del crédito.
Necesitas una tarjeta de crédito, solicítala fácilmente ahora