Esta web utiliza ‘cookies’ propias y de terceros, para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro portal. Al continuar navegando acepta su uso.

Encuentra las Tarjetas con las mejores condiciones

Comparamos tarjetas entre las mejores entidades financieras para que encuentres la mejor oferta

Tarjetas destacadas

Financia tus compras y paga de la forma que más te convenga

Financia tus compras y aplaza tus pagos

Obtén el 5% de devolución en tus compras en forma de pago aplazado

Aplaza tus compras y elige la cuota mensual que más te convenga.

Hasta 5.000€ en tus compras con la cuota mensual que más te convenga

Aplaza tus compras a un tipo de interés muy competitivo.

Sobre Tarjetas

Para poder elegir correctamente la tarjeta que es más adecuada para nuestras necesidades, debemos conocer claramente en qué se diferencian cada una de ellas, ya que el mercado nos presenta una gran cantidad de tarjetas y su funcionamiento es muy diferente entre ellas. Se diferencian en la forma de pago, los costes, la forma de utilizarlas,... Las diferentes tarjetas que nos podemos encontrar actualmente en el mercado son:

Tarjetas de Débito

Las tarjetas de Débito, en la actualidad, son unas de las más usadas, las puedes usar para sacar efectivo desde un cajero automático, pagar en comercios o realizar compras online. Su principal característica reside en que en el momento en que realizas el pago te descuentan esa misma cantidad de tu cuenta bancaria asociada a la misma, sin incurrir en pago de comisiones o gastos. En ocasiones este tipo de tarjetas tiene un coste anual de mantenimiento, aunque en los últimos tiempos la mayoría de bancos ya las ofrecen de una forma gratuíta. Con este tipo de tarjetas debes tener en cuenta que no son como si llevaras el dinero encima de una forma exacta, ya que si en tu cuenta bancaria se permiten los descubiertos, en el momento que ya no tengas liquidez en la cuenta, podrás seguir pagando con tu tarjeta de débito hasta el límite de descubierto que tengas acordado con el banco. Recuerda que dejar una cuenta al descubierto (números rojos) provoca que se incurra en gastos.

Tarjetas de Crédito

Las tarjetas de crédito sirven para realizar todo tipo de compras, sacar dinero desde cajeros o realizar compras por Internet, pero se diferencian de las tarjetas de débito en que tienen una línea de crédito asociada a ellas, lo que hace que cuando realizas cualquier compra con una tarjeta de crédito el banco te esté prestando el dinero para esa compra, con lo cual estas incurriendo en el pago de intereses. Dependiendo de las condiciones a las que hayas llegado con tu banco tendrás un límite de crédito más alto o más bajo, y solo podrás gastar hasta ese límite. Las formas de pago con tu tarjeta dependerá de los acuerdos a los que hayas llegado con tu banco, existen varias formas de devolución de estos créditos:

  • Pago íntegro a fin de mes.
  • Una cuota fija cada mes.
  • Aplazar el pago de unas compras concretas.
  • Etc.

Tarjetas Prepago o Tarjetas Monedero

Las tarjetas prepago son parecidas a las tarjetas de débito, las puedes usar en comercios, cajeros automáticos o compras por Internet. La diferencia reside principalmente en 2 aspectos, el primero, es que las tarjetas prepago no están asociadas a tus cuentas bancarias, esto significa que debes ser tú el que les hagas traspasos de dinero de una forma periódica y el segundo aspecto reside en que en el momento que terminas el dinero no podrás gastar más, osea no se permiten descubiertos. Tanto tienes tanto puedes gastar. Las tarjetas Prepago podríamos decir que son las auténticas sustitutas del dinero en efectivo.

Tarjetas de Fidelización

Las tarjetas de fidelización son un tipo de tarjetas de crédito, pero asociadas al comercio que emite la tarjeta de créditos, comercios como Iberia, Carrefour, Corte Inglés,... Con estas tarjetas puedes realizar compras a plazos en los comercios asociados, beneficiarte de descuentos, acumular puntos, etc. Existen alguna de estas tarjetas, que también te permiten sacar dinero de cajeros automáticos o realizar compras en otros establecimientos, pero no es en todos los casos.