Hipoteca vs Préstamo con garantía hipotecaria

Hipoteca vs Préstamo con garantía hipotecaria

Existen múltiples diferencias entre un préstamo hipotecario y un préstamo con garantía hipotecaria.

 

En primer lugar, un préstamo con garantía hipotecaria es algo diferente al anterior, ya que, este tipo de créditos te permiten tomar prestado una cantidad de dinero utilizando como aval un inmueble o vivienda a tu nombre. En su mayoría son ofrecidos por prestamistas privados. Existe la posibilidad de solicitar un préstamo estando en ASNEF.  En este tipo de préstamos se tiene en cuenta el valor neto de la propiedad empleada como aval. Su finalidad es obtener financiación para fines diferentes a comprar una vivienda, por ejemplo: comprarte un coche, pagar los estudios, para reformas, para proyectos empresariales...etc. 

 

SOFKREDIT: PRÉSTAMOS CON GARANTÍA HIPOTECARIA


 

Sofkredit

Producto:

Préstamo con garantía hipotecaria

► Hasta 500.000€

► A devolver hasta en 84 meses

► TAE mínimo 3%


 

La mayoría de los préstamos hipotecarios los conceden entidades bancarias. Las hipotecas son aquellas ayudas económicas que otorga una entidad financiera, con un tipo de interés a cambio de la devolución de la misma de forma periódica. Su única finalidad es la adquisición de una vivienda o inmueble.

 

LAS MEJORES HIPOTECAS


 

BBVA

Producto:

Préstamo hipotecario

► Hasta 80% valor vivienda

► A devolver hasta en 30 años

► TAE mínimo 1,617%


 

Bankia

Producto:

Préstamo hipotecario

► Hasta 80% valor vivienda

► A devolver hasta en 30 años

► TAE mínimo 2,41%


 

 

Condiciones de las hipotecas y préstamos con garantía hipotecaria

En el caso de los préstamos hipotecarios o simplemente hipoteca, la entidad de crédito dispone de potestad para vender el inmueble hipotecado en caso de impago y, así, recuperar la cantidad pendiente de devolución.

En cambio, los préstamos con garantía hipotecaria o con aval hipotecario son una opción viable de ayuda económica, pero solo será posible si disponemos de mayoría de edad y de un inmueble a nuestro nombre, independientemente de nuestra capacidad económica. El riesgo es la posible pérdida de la vivienda en caso de impago.

 

Características de cada tipo de préstamo

Hipoteca o préstamo hipotecario

En cuanto a los préstamos hipotecarios, suelen tener un tipo de interés más bajo, porque la entidad bancaria asume menos riesgos al solicitar documentación que asegura, en mayor medida, la devolución del préstamo. Sus principales características son:

  • Coste alto pero tiene intereses más bajos.
  • Tiempo prolongado en el tiempo. Hay hipotecas de hasta 40 o 50 años.
  • Es posible que la entidad financiera exija la domiciliación de la nómina, aumentando así su compromiso.

En definitiva, se trata de préstamos con una duración extendida en los cuales las condiciones varían en base al bien hipotecado, además de la cantidad prestada.

 

Préstamo con garantia hipotecaria

Por otro lado, los préstamos con garantía hipotecaria tienen un tipo de interés más alto que en los préstamos hipotecarios, ya que, la financiadora corre mayores riesgos. Las características que hacen el prestamo con aval hipotecario diferente a los otros préstamos son:

  • Utilizan un inmueble como aval
  • Cualquiera puede optar a estos préstamos, incluso las personas incluidas en el registro de morosos como ASNEF.

Asimismo, el funcionamiento es muy sencillo. Usted recibe la ayuda necesaria con un tipo de interés fijo, otorgándole control absoluto a la entidad de crédito sobre el inmueble en caso de impago.

 

¿En qué fijarse al comparar una hipoteca y un préstamo con aval hipotecario?

En caso de las hipotecas o préstamos hipotecarios se suele hablar más de Tipos de intereses, mientras que en los préstamos con garantía hipotecaria las comparaciones se hacen con el TAE. La diferencia entre TIN y TAE es bastante sencilla. El TIN hace referencia al porcentaje que recibe el banco por prestar el dinero. El TAE es el tipo de interés que nos informa del rendimiento de nuestro producto financiero, del coste total del préstamo y se calcula en base al TIN.

La clave estará en comparar El TAE y el TIN para saber cuánto devolveremos al final y en cuantas cuotas, así como si seremos capaces de afrontarlas con nuestro sueldo o músculo financiero.

Aunque lo normal es optar por un préstamo hipotecario para comprar una casa, es posible que en algunas circunstancias nos salga a cuenta optar por un préstamo personal que nos de grandes cantidades de financiación o un préstamo con garantía hipotecaria si tenemos ya alguna vivienda en propiedad.

 

¿YA TE HAS DECIDIDO? 

 

Déjanos un comentario y contestaremos a tus dudas 

 

Publicado por Kreditiweb

comentarios0 Comentarios

Deja un comentario

Antes de firmar la solicitud, debes leer la información básica sobre protección de datos que aparece aquí.
Cargando

Tu comentario se ha añadido correctamente

Muchas gracias por enviar un comentario. Tu comentario será revisado y si cumple con los requisitos será publicado.

Error al añadir tu comentario