Esta web utiliza ‘cookies’ propias y de terceros, para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro portal. Al continuar navegando acepta su uso. Más información

Hipoteca vs Préstamo con garantía hipotecaria
12 de junio de 2017 0 Comentarios

A la hora de obtener financiación es importante saber que tipo de préstamo estamos demandando, ya que, las condiciones de cada uno variarán. La principal diferencia de los préstamos préstamos hipotecarios y los préstamos con garantía hipotecaria es el motivo de su demanda. Con los primeros obtendremos una propiedad y no el dinero. Con los segundos recibiremos crédito para necesidades más inmediatas.                 

Existen múltiples diferencias entre un préstamo hipotecario y un préstamo con garantía hipotecaria.

En primer lugar, la mayoría de los préstamo hipotecario los conceden entidades bancarias, son aquellas ayudas económicas que otorga una entidad financiera, con un tipo de interés a cambio de la devolución de la misma de forma periódica. Su única finalidad es la adquisición de una vivienda o inmueble.

Por otro lado, un préstamo con garantía hipotecaria es algo diferente al anterior, ya que, este tipo de créditos te permiten tomar prestado una cantidad de dinero utilizando como aval un inmueble o vivienda a tu nombre. En su mayoría son ofrecidos por prestamistas privados. Existe la posibilidad de solicitar un préstamo estando en ASNEF.  En este tipo de préstamos se tiene en cuenta el valor neto de la propiedad empleada como aval. Su finalidad es obtener financiación para fines diferentes a comprar una vivienda, por ejemplo: comprarte un coche, pagar los estudios, para reformas, para proyectos empresariales...etc. 

 

 Condiciones

En el caso de los préstamos hipotecarios, la entidad de crédito dispone de potestad para vender el inmueble hipotecado en caso de impago y, así, recuperar la cantidad pendiente de devolución.

En cambio, los préstamos con garantía hipotecaria son una opción viable de ayuda económica, pero solo será posible si disponemos de mayoría de edad y de un inmueble a nuestro nombre, independientemente de nuestra capacidad económica. El riesgo es la posible pérdida de la vivienda en caso de impago.

 

Características

En cuanto a los préstamos hipotecarios, suelen tener un tipo de interés más bajo, porque la entidad bancaria asume menos riesgos al solicitar documentación que asegura, en mayor medida, la devolución del préstamo. Sus principales características son:

  • Coste alto
  • Tiempo prolongado

Además, es posible que la entidad financiera exija la domiciliación de la nómina, aumentando así su compromiso. En definitiva, se trata de préstamos con una duración extendida en los cuales las condiciones varían en base al bien hipotecado, además de la cantidad prestada.

Por otro lado, los préstamos con garantía hipotecaria tienen un tipo de interés más alto que en los préstamos hipotecarios, ya que, la financiadora corre mayores riesgos, las características diferentes a los otros préstamos son:

  • Utilizan un inmueble como aval
  • Cualquiera puede optar a estos préstamos, incluso las personas incluidas en el registro de morosos como ASNEF.

Asimismo, el funcionamiento es muy sencillo. Usted recibe la ayuda necesaria con un tipo de interés fijo, otorgándole control absoluto a la entidad de crédito sobre el inmueble en caso de impago.

 

¿YA TE HAS DECIDIDO? 

Déjanos un comentario y contestaremos a tus dudas 

 

Deja un comentario: