Esta web utiliza ‘cookies’ propias y de terceros, para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro portal. Al continuar navegando acepta su uso. Más información

¿Rehipotecar o ampliación de la vivienda?
09 de agosto de 2018 0 Comentarios

Para comprar un coche, para reformas, para comprar electrodomésticos...Muchos son los motivos que pueden hacer que necesitemos solicitar más capital. Podemos rehipotecar o ampliar, te contamos qué te conviene más.

 

¿Rehipotecar o ampliación de la hipoteca? Es algo que muchas personas se plantean cuando necesitan ampliar su capital pero tienen ya un préstamo hipotecario que aún no han terminado de pagar. En este post te contaremos la diferencia entre ambas y qué costes tiene cada una.

 

TE AYUDAMOS A AMPLIAR TU PRÉSTAMO ¡AQUÍ!
 

Ampliación  

Cuando se tiene ya un préstamo hipotecario contratado, existe la opción de ampliar el capital concedido o el plazo que se acordó en un principio. Esta ampliación, supone un cambio en las condiciones iniciales del préstamo, y normalmente sale menos caro que contratar una nueva hipoteca.

Existen tres formas de realizar esta gestión:

  • Ampliando el capital, lo que supone aumentar la cantidad prestada; es decir, aumentar los fondos disponibles. Supondría un aumento de la cuota mensual.

  • Ampliar el plazo, con lo que solicitaremos un aumento del plazo de devolución a la entidad bancaria. De esta manera pagaremos menos al mes.

  • Ampliando ambas cosas. Supondría obtener nuevos fondos y alargar el plazo de devolución.

Es importante tener en cuenta que si recurrimos a una ampliación supondrá una serie de gastos de los que tendremos que hacernos cargo.

 

Gastos de la ampliación

Para poder hacerla efectiva, deberemos realizar una nueva tasación de la vivienda. Además de las comisiones pertinentes por el cambio realizado; conocidas como comisión de novación.

También implica ciertos gastos de notaría, costes de gestión e inscripción de la nueva hipoteca e Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados.

 

Rehipotecar

Supone cancelar el préstamo hipotecario que tengamos y contratar uno nuevo. El importe contabilizará el resto de la anterior hipoteca junto con la cantidad nueva. Por lo tanto, se necesita de dos gestiones para poder hacerla efectiva: cancelación y contratación, cosa que lo encarece bastante.

 

Gastos de rehipotecar la vivienda

En este caso, los costes serán más elevados que en la ampliación de la hipoteca. Al cancelar la primera hipoteca nos tocará afrontar:

  • Comisión de cancelación: es una comisión sobre el capital que quedaba pendiente

  • Comisión de novación.

  • Gastos de gestión y notaría

  • Nueva tasación de la vivienda

  • Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados

 

Entonces, ¿rehipotecar o ampliación?

Con ambas opciones buscamos obtener una financiación con mejores condiciones que un crédito personal. Aunque también puede ser una buena opción para comprar una segunda vivienda.

Nosotros recomendamos calcular bien los costes que pueden acarrear ambos métodos para tomar la decisión adecuada.

Hay valorar cada situación; si las condiciones del nuevo préstamo hipotecario son mucho mejores que la que tenemos, entonces será una buena ocasión para rehipotecar, aunque esta gestión tenga más gastos.

En cambio, si las condiciones del nuevo préstamo no son mucho mejores que las del que tenemos contratado, será mejor decantarse por ampliación, ya que no saldrá rentable asumir todos los costes que supone cancelar y contratar uno nuevo.
 

TE AYUDAMOS A SOLICITAR FINANCIACIÓN ¡AQUÍ!

 

¿Alguna duda?

Déjanos un comentario

 

Deja un comentario: