Préstamos con avalista

¿Sabes cómo funciona un préstamo con avalista? ¿Y cómo ser avalista de un préstamo? Te contamos todo lo que necesitas saber.

Préstamo Rápido
Máximo

8.000€

PLAZO MÍNIMO

12 meses

PLAZO MÁXIMO

60 meses

Condiciones del préstamo
Condiciones del préstamo
  • Disponer de un aval
  • Tener una edad entre 18 y 75 años
  • Tener residencia española
  • Hablar español
  • Que tenga solvencia para afrontar las cuotas

¿Qué es un préstamo con avalista y cómo funciona?

Aportar un avalista a la hora de solicitar un préstamo puede agilizar los trámites o conseguir que te presten dinero si no tienes un perfil financiero adecuado o si estás en ASNEF. Existen diferentes préstamos con aval; préstamos con aval de coche, préstamos con garantía hipotecaria o préstamos con aval de persona. En el caso de estos últimos préstamos con aval, una tercera persona actúa como garantía o aval, es decir, que en caso de que el prestatario no pague las cuotas, lo tendrá que hacer el avalista.

Los préstamos con avalista están asociados a la financiación de importes medios o altos, no tanto a microcréditos

 

Condiciones para ser avalista

Para que un amigo o un familiar pueda actuar como avalista de un préstamo es necesario que sea capaz de afrontar los gastos del préstamo en caso de que el prestatario no pueda pagarlos

 

Los requisitos mínimos para ser avalista:

✔ Tener capacidad para poder atender el préstamo si el prestatario no paga.

✔ Tener entre 18 y 75 años.

✔ Residir en España y hablar español.

✔ Tener buena solvencia.

 

Ten en cuenta que este último punto es crucial, ya que es imprescindible que el avalista tengo una excelente salud financiera. La razón es que deberá hacer frente al pago del préstamo si el prestatario no lo hace. Si no cumple este requisito, la entidad rechazará a la persona propuesta como aval.

 

Condiciones de un préstamo con avalista

Las condiciones de un préstamo con avalista son muy similares a las de un préstamo bancario tradicional o un préstamo personal online. Se aplica un tipo de interés al dinero prestado, por lo que se deberá devolver la cantidad prestada más los intereses. 

El importe máximo dependerá de cada entidad financiera y también del perfil económico que tenga el solicitante como el avalista.

 

Ventajas y desventajas de ser avalista 

Solicitar un préstamo con aval puede ser un riesgo para el avalista y para el prestatario, pero para el prestatario supone una opción de financiación eficaz si encuentra un avalista. 

 

Ventajas de ser avalista

✅ Te da la posibilidad, aunque pudieras dejarle el dinero tú mismo, de ayudar a un familiar o amigo a conseguir financiación que necesita y que el mismo gestione el préstamo y haga los pagos mensuales.. 

✅ Te gustaría ayudar a un familiar o amigo pero no tienes el dinero para dejárselo, pero sí puedes actuar como avalista y ayudarle a conseguirlo.

 

Desventajas de ser avalista

❌ Tendrás que asumir los pagos si el prestatario no paga las cuotas acordadas con la entidad.

❌ La relación con el titular del préstamo puede verse afectada seriamente en caso de que este se declare insolvente y la responsabilidad del préstamo caiga sobre el avalista. 

❌ Si el préstamo no se paga, y la entidad te llevará a juicio, afectará a tu informe de solvencia.

 

Requisitos para solicitar un préstamo con avalista

En cuanto a los requisitos para conseguir un préstamo con avalista:

✔ Tener entre 18 y 75 años

✔ Residir en España y tener la documentación oficial vigente

✔ Presentar un avalista solvente

✔ No estar en situación de insolvencia, pero no importa si estás en ASNEF o RAI

✔ Tener unos ingresos mínimos justificables

 

¿En cuánto tiempo tengo que devolver un préstamo con avalista?

Todo dependerá de la entidad con la que contrates el préstamo con avalista, pero normalmente el periodo de amortización para un préstamo de estas características con una entidad financiera se sitúa entre 1 y 5 años (de 24 a 60 meses) pudiendo ser menos o liquidar la deuda de forma anticipada. 

 

¿Qué hacer si no puedes devolver el préstamo con avalista?

En el caso de los préstamos con aval de cualquier tipo si no puedes afrontar el pago, tu aval garantizará el pago del mismo. En este caso, el avalista deberá hacerse cargo del pago de las cuotas del préstamo si no puedes asumirlas tú mismo.

Pero antes de incurrir en un impago, que conlleva comisiones y gastos asociados, puedes optar por retrasar el pago de la cuota. Por ejemplo en MoneyMas puedes hacerlo hasta 3 veces.

En caso de que ni el titular ni el avalista puedan hacerse cargo del importe del préstamo, la entidad financiera puede tomar la vía judicial para resolver la situación.  

 

 

Analizamos tu perfil y te mostramos los préstamos con las mejores condiciones con SWIPE CREDIT

  • Consigue entre 100€ y 500.000€
  • Inmediato y personalizado
  • Comparamos más de 50 entidades
solicitar